Nosotros




NUESTRA HISTORIA

Nuestro fundador decide abrir una pescadería restaurante en el segundo piso de la planta para exhibir el pescado del día y abrir conchas chocolatas a los clientes que iban a comprar.

En poco tiempo diez mesas no eran suficientes y sus clientes esperaban hasta una hora para poder gozar de este gran manjar marino mientras la brisa caribeña les acariciaba.

El nombre “Mar-Bella” viene del cariño y admiración que siente nuestro fundador por su madre, quien, a base de esfuerzo, trabajo y dedicación, les brindó la educación que necesitaban él y sus hermanos.

Por las necesidades del cliente, se toma la decisión de contratar a un Chef y Mar-Bella Fish Market Raw Bar and Grill® se convierte en uno de los mejores restaurantes en la zona, por su calidad y servicio.

Enfrentamos los desafíos con soluciones, tratamos a nuestros clientes como nadie e inspiramos un ambiente de respeto, trabajo y calidad en servicio desde que inicio nuestro primer proyecto restaurantero hace tres años bajo el nombre de Mar-Bella Fish-Market Raw Bar and Grill®.


Misión

Ser un restaurante guiado por la alta calidad de sus alimentos presentados bajo un formato reminiscente del comercio antiguo y la tradición del mercado, un lugar donde la gente puede escoger, comparar y constatar la frescura de nuestros productos con la peculiaridad que puede solicitar que se lo preparen a su gusto y donde cada uno de nuestros clientes puede experimentar sus artes culinarios o aceptar algunas de las sugerencias del chef.

Visión

Un restaurante diferente, auténtico con sabores originales y atrevidos que tiene por lema cumplir su promesa de frescura hasta llegar al plato del comensal, este hecho garantiza que lo que se pide se prepara al instante por un equipo de profesionales rompiendo con la estructura tradicional de la operación de un restaurante con Menú.

Nuestro concepto

Mar-Bella Fish-Market Raw Bar and Grill® es un restaurante donde podrás llevar acabo tus ideas gastronómicas con el inigualable sazón de nuestros Chef, aquí el menú lo haces tú. Es un lugar construido sobre el mar, con una vista inmejorable, un restaurante sin pretensiones, sencillo y cordial que refleja el ambiente de un pueblo de pescadores.

La entrada fue diseñada con la misma filosofía de ser diferente, de alejarse de lo común. Para llegar a él, tienes que ingresar por un supercito, que es sin duda, un homenaje a la sencillez, a la gente del mar que arriesga su vida diariamente al perderse en el horizonte, es simplemente sorprendente.

NUESTRO EQUIPO













Haga una reservación

Para hacer reservaciones por favor contáctenos.